DEPILACIÓN LÁSER: COMO FUNCIONA. RESULTADOS

Depilación láser: Historia. Cómo funciona. Resultados. Tipos.

Aunque el láser fue descubierto en 1958, el método de depilación por láser comienza a ser efectivo a partir de 1994. Se basa en conseguir la eliminación del vello de manera permanente a través de la emisión de luz que incide sobre el folículo capilar.

El primer láser que se desarrolló para depilación fue el Láser Rubí, el cual solo podía aplicarse en pieles muy claras debido a su corta longitud de onda. De lo contrario, se corría el riesgo de quemaduras en la piel. En la actualidad, este tipo de láser ya no se utiliza.

Con el tiempo se crearon otros tipos de láser cuya tecnología es más avanzada, eficiente y segura, tales como el Láser Alejandrita, Diodo, Neodimio…

La depilación láser se descubre en 1990, debido a que algunos médicos observaron que, al realizar tratamientos con láser para eliminar (quemar) verrugas, también se eliminaba el vello de la zona donde se aplicaba la luz del láser.

¿Cómo funciona un láser de depilación?

El aparato de láser emite un haz de luz, que produce calor y que es absorbido por la melanina que contiene el vello. Por eso, la depilación láser no es efectiva en canas o pelo blanco, ya que, el folículo del pelo blanco carece de color.

Los equipos de láser emiten una luz controlada que filtra solo la longitud o longitudes de onda necesarias y que serán absorbidas por el folículo del vello.

La luz que emite un equipo láser se caracteriza porque es colimada, monocromática y coherente, lo que quiere decir que no se dispersa y va dirigido solo a la melanina del vello para destruirlo.

Tipos de láser

La eficacia de los diferentes tipos de láser que existen para depilación dependerá de su longitud de onda. No obstante, cuanto más clara sea la piel, más rápido será el resultado, ya que, podrán aplicarse potencias más altas.

Diodo: Emite una longitud de onda entre 820 y 850 nanómetros. Puede emplearse en pieles más oscuras, ya que su longitud de onda es más larga y se dispersa más que el láser Alejandrita.

Alejandrita: Es capaz de emitir diferentes longitudes de onda entre 430 y 700 nanómetros. Por su longitud de onda más corta y directa, es ideal para todo tipo de pieles y vellos hasta fototipo IV. Especialmente indicado en pieles blancas o caucásica y pelo negro o castaño. También es más eficaz en vello fino, al contrario que otros tipos de láser.

Neodimio-Yag: Emite una longitud de onda entre 1064 y 1065 nanómetros. Su longitud de onda es la más larga y, por tanto, la que más se dispersa. Por tanto, está especialmente indicado para pieles oscuras.

Luz pulsada o IPL: Emite varias longitudes de onda, pero su haz de luz no es colimada ni coherente, además de ser policromática. Esta luz se dispersa en el espacio y no es tan potente como los otros tipos de láser.

Resultados

La depilación láser es un método de depilación permanente. Esto quiere decir que el vello eliminado ya no vuelve a crecer. No obstante, la depilación láser es un tratamiento que necesita su tiempo. Son necesarias varias sesiones para la eliminación del vello y el número de sesiones necesarias dependerá de varios factores.

Además, hay que saber que el vello denominado residual (pelusilla) o con muy poca melanina es muy difícil de eliminar. Por tanto, no podemos pretender que el vello desaparezca totalmente al cien por cien. Lo normal es que quede sin posibilidad de eliminar ese pequeño porcentaje de vello corporal que, por otro lado, puede ser casi imperceptible.

Uno de los factores que más influye en la efectividad de la depilación láser es el sistema hormonal. Hay determinadas zonas en el cuerpo que están más afectadas por los cambios hormonales, en las cuales el crecimiento de nuevo vello puede darse con más facilidad. Por tanto, en estas zonas, el vello puede eliminarse pero puede salir vello nuevo, en cuyo caso será necesario reanudar las sesiones de depilación láser.

Las zonas más afectadas hormonalmente son:

– En mujeres: La zona facial, la línea alba, las areolas, la zona intermamaria y las lumbares.
– En hombres: La zona alta de la espalda, los hombros y la nuca.

A pesar de que, en general, es aconsejable la rasuración del vello previa al tratamiento de depilación láser, en Eurocentroláser aconsejamos siempre no rasurar las zonas enumeradas anteriormente (zonas hormonales). Con el método de depilación láser Alejandrita que utilizamos en nuestro centro, podemos conseguir los mejores resultados en estas zonas sin necesidad de rasurarlas y evitando así la generación de más vello.

Precauciones y riesgos

En general, en la depilación láser existen pocos riesgos y, siempre que se realice por profesionales cualificados, se trata de un método seguro.

La depilación láser está contraindicada durante el embarazo y periodo posterior (cuarentena o lactancia), así como en pacientes que estén tomando alguna medicación fotosensible y pacientes que se hayan expuesto al sol, rayos UVA o cremas bronceadoras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *